Películas de Comedia

El cine sirve para poder sentir catarsis y poder vivir lo que en realidad no se puede, presenciar temas tabúes o sentirse de forma amena viendo una muerte o un suceso trágico que le ocurre a un personaje. Pero, como sucede con otros géneros (o sub-géneros) como el terror, está bien acercarse a esas emociones porque se trata de ficción, no es algo, por supuesto, aplicable a la realidad.

Cuándo nos conocimos (2018)

Feliz Aniversario (2018)

El stand de los besos (2018)

Entonces el término “Comedia Negra” u “Humor Negro” surge en 1935 gracias al poeta André Breton y los textos de Jonathan Swift, para referirse a películas donde se toca de forma cómica los sucesos trágicos, muertes, heridas, golpes o demás eventos que en otro contexto pueden verse serios y para nada graciosos. La ironía, la sátira y el ver las situaciones sombrías de forma jocosa, son características de este sub-género, que por lo general se centra en personajes que se involucran en accidentes, sucesos imprevistos y aspectos que les cambian sus vidas de forma drástica, siendo el desencadenante de una serie de catástrofes o desgracias que terminarán, la mayoría de veces, en finales no felices.

Ingrid Cambia de Rumbo (2018)

Candi Jar (2018)

La peor semana (2018)

A su vez, la Comedia Negra puede adentrarse en géneros como el terror (The Cottage de Paul Andrew Williams de 2008), el thriller (Big Nothingde Jean-Baptiste Andrea de 2006), la comedia más inclinada al Slapstick (The Money Pit de Richard Benjamin de 1986), el crimen(Horrible Boses de Seth Gordon de 2011) o la fantasía (Liza, a rókatündér – Liza the Fox Fairy – de Károly Ujj Mészáros de 2015).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR